Meditaciones sobre el Camino del Héroe - Los Cuatro Caminos

Meditaciones sobre el Camino del Héroe

The Four Winds Society
31/08/2021
Meditaciones sobre el Camino del Guerrero Luminoso
11/11/2021

El primer entendimiento se llama El Camino del Héroe, porque los sanadores más eficaces reconocen que alguna vez ellos mismos estuvieron profundamente heridos, y como resultado de su propia sanación, han desarrollado compasión por otros que están heridos.

El No Juzgar

Para practicar el No Juzgar, debemos trascender nuestras creencias limitadas, incluso las relacionadas a nuestras ideas sobre el bien y el mal. Damos sentido al mundo juzgando las situaciones como correctas, incorrectas, buenas o malas, según las reglas definidas por nuestra cultura, que conocemos como nuestro código moral. Pero un Guardián de la Tierra es amoral – nótese que no son inmorales, simplemente no se rigen por las costumbres. Creen que es importante dejar de lado este tipo de juicios y mantener su capacidad de discernimiento.

Cuando practicamos el No Juzgar, nos negamos a aceptar automáticamente las opiniones de los demás. Al hacerlo, empezamos a adquirir un sentido de la ética que trasciende las costumbres de nuestro tiempo. Esto es especialmente importante en una sociedad que es constantemente bombardeada con imágenes de la realidad filtradas a través de medios de comunicación electrónicos siempre presentes, en los que nuestros valores -libertad, amor, etc.- se reducen a frases hechas y tópicos vacíos.

Siéntate en silencio durante un momento y contempla a quién y qué estás juzgando, y qué ideas sobre el bien y el mal has interiorizado de tu familia, cultura o comunidad; sóplalas en un palo de madera, y luego llévalas al fuego y libéralas.

El Desapego

Para practicar el Desapego, dejamos de lado los roles que hemos asumido y las etiquetas que nos hemos puesto. Aunque nuestras nuevas historias pueden ser mucho más interesantes y productivas para nosotros que las antiguas, nuestro objetivo es dejar de identificarnos con cualquier historia. Cuando nos desprendemos de todas nuestras historias, con sus roles limitantes y sus identidades confinadas, y nos convertimos en un misterio para nosotros mismos, estamos practicando el desapego.

El Desapego requiere que no sólo dejes de lado tus roles y tus historias, sino que también dejes de lado la parte de ti mismo que se identifica con estos dramas. Cuando dejas de atar tu ego a la pequeña identidad de un cónyuge, un hijo, un estudiante, un profesor, etc., dejas de lado tus nociones preconcebidas sobre quién eres, y dejas de preocuparte por si estás complaciendo o desagradando a los demás. Dejas de necesitar la validación de la gente y de enfadarte o entristecerte cuando no la recibes. Eres libre de ser simplemente quien quieras ser.

Siéntate en silencio por un momento y contempla todos tus roles, sóplalos en un palo de madera, y luego llévalos al fuego y libéralos.

El No Sufrir

Cuando practicamos el No Sufrir, no escribimos historias sobre nuestro dolor; porque cuando envolvemos los hechos con una historia, se produce el sufrimiento. En algún momento, todos vamos a perder a un padre, una pareja o un trabajo. Cuando los hechos son hirientes, por supuesto que sentiremos ese dolor, pero no debemos convertir esos hechos en una historia dramática. Por ejemplo, si nos decimos a nosotros mismos “Ahora me he quedado sin madre, sin nadie que me cuide”, los demás nos verán como si estuviéramos bajo el signo del niño sin madre.

En cambio, abrazamos los hechos de nuestra vida y las lecciones que están ahí para enseñarnos. Nos ponemos a disposición para aprender directamente de la sabiduría infinita del universo, para no tener que soportar las mismas desgracias una y otra vez.

Siéntate en silencio un momento y contempla las historias que has tejido en torno a los acontecimientos dolorosos, hazlas volar en un palo y luego llévalas al fuego y libéralas.

La Belleza

Practicar la belleza es percibir la belleza incluso cuando hay fealdad. Por ejemplo, en lugar de pensar en un compañero de trabajo como un quejoso interminable que hace insoportable el lugar de trabajo, podemos percibirlo desde el nivel de colibrí y reconocer que es un símbolo perfecto de nuestra necesidad de aprender a no personalizar la infelicidad de los demás.

Ver la belleza no es un acto pasivo, es un acto activo y potenciador. Cuando ves la belleza por encima de todo, estás transformando el mapa que llevas de la realidad, y que muy probablemente heredaste de tus padres cuando eras joven. Cuando tus mapas internos se llenan de belleza, tu mundo exterior también se llena de esplendor.

Siéntate en silencio y piensa en las personas, los lugares y las cosas que elijas para transformar la fealdad en belleza.  Sóplalos en un palo de madera, y luego llévalos al fuego y libéralos.

¿Estás preparado para recorrer el Camino del Héroe?

×
×

×

×

Alberto

Dr. Alberto Villoldo, Antropólogo médico y fundador de The Four Winds Society y de Los Cuatro Caminos, el Dr. Alberto Villoldo ha dedicado su vida al estudio de la medicina indígena, rescatando su sabiduría milenaria y actualizando sus técnicas de sanación. Alberto convivió por años con comunidades Andinas y Amazónicas, aprendiendo de grandes maestros.

Luego sintetizó estas enseñanzas milenarias en prácticas asequibles para la mente y estilo de vida de nuestra sociedad moderna.

Alberto lleva más de treinta años enseñando y compartiendo su conocimiento. El es autor de 20 libros traducidos en mas de 15 lenguajes que exponen el chamanismo y sus herramientas. Sus libros Chamán, Sanador, Sabio, La Medicina del Espiritu y otros han sido bestsellers internacionales.

Alberto ha producido y participado en diversos documentales y recorre el mundo inspirando con sus charlas y talleres.

×

×

Marcela

Marcela Lobos es la Directora de Los Cuatro Caminos, comparte su fascinación por el conocimiento chamánico a través de sus enseñanzas tanto en inglés como en español, en Chile, en Estados Unidos, y en Europa.

Desde su juventud Marcela se sintió llamada a explorar las disciplinas que llevan al bienestar del cuerpo, mente, y alma. Así, cuando conoció al doctor Villoldo y sus enseñanzas hace 20 años, se dio cuenta de que el sendero chamánico ofrecía lo que ella buscaba: un camino de sanación y autorrealización, con técnicas para ayudar a otros de una manera holística, y extremadamente eficaz.

Desde entonces, Marcela ha seguido profundizando en el chamanismo, y en su práctica conecta las tradiciones nativo americanas con las tradiciones de los Himalayas y del Oriente. Como resultado, sus enseñanzas del programa Rueda Medicinal tienen un sabor muy actualizado y universal.

×

Sebastian

Sebastián Hidalgo nació en Quito, Ecuador, y desde muy joven se involucró en practicas ancestrales que honran a la Tierra. En esos espacios encontró un cariño y entusiasmo por las celebraciones estacionales que mantienen su enfoque en la divinidad Femenina.
En su país estudió una pequeña carrera en Ciencias Ancestrales y luego se formó en psicoterapia gestáltica en Argentina. Durante este tiempo, profundizo en su llamado y se inicio como Sacerdote de la Diosa de la Cruz del Sur.

Sebastián ha realizado especializaciones en orientación humanista, trabajo terapéutico con síntomas, y desarrollo transpersonal. También, ha participado como ceremonialista y tallerista en eventos como: El Orgullo Pagano (Quito 2013), La Conferencia de la Diosa (Capilla del Monte, Argentina, 2009), Retiros de convivencia y vinculo sagrado con la Tierra (Sangolqui, Quito, 2008).

Su interés por la investigación y la práctica de las tradiciones milenarias lo llevaron a seguir de cerca la trayectoria del Dr. Villoldo, para eventualmente formarse en los programas de la Rueda Medicinal y el Munay Ki de Los Cuatro Caminos.

×

×

Antonella

Antonella Velásquez nació en Lima, Perú e inició su exploración en el ámbito del aprendizaje humano a través de diversos procesos de transformación personal, formándose finalmente como Coach Ontológico Integral.

Ha dirigido procesos de aprendizaje y terapéuticos enfocados en la transformación de personas y comunidades a través de experiencias vivenciales. Como parte de su proceso de sanación encontró un especial y profundo sentido en el poder de la medicina energética como medio de reencuentro con lo más esencial de cada persona, su propio poder y medicina, lo que la llevó a formarse en los programas de la Rueda Medicinal y el Munay-Ki de la escuela Los Cuatro Caminos. Adicionalmente, tiene estudios basados en Ecopsicología y Ecología profunda que invitan a la reconexión de las personas con la naturaleza y la Madre Tierra.

Su camino e inspiración se basa en vivir reciprocidad y compasión atendiendo de esta manera su llamado de acompañar a otros a recordar su propia naturaleza humana y propósito de vida.

×

Fernanda

Fernanda Gómez nació y fue criada en el campo, rodeada de cerros, ríos y animales. Desde pequeña su mejor panorama fue perderse en los cerros, teniendo un profundo contacto con la Madre Tierra y sus elementos. Su entorno familiar, Árabe, contenía gran cantidad de ritos y misticismos. A los 9 años comienza estudios de Metafísica y a los 15 de Yoga y Tarot. A partir de ese momento, su pasión por los ritos y ceremonias en comunión con la naturaleza, las artes ocultas y el cuerpo como medio de canalización, liberación y expresión de energía fueron creciendo.

Fernanda estudió Artes y Psicología, es egresada de Pedagogía en Danza con mención en terapia corporal. Inspirada por esa profunda pasión por el cuerpo y sus formas continuó los estudios como profesora de yoga integral, Anusara yoga y terapeuta floral.

Por último, egresó de la escuela Los Cuatro Caminos con mención en Medicina Energética y Chamánica. Actualmente trabaja en la escuela Los Cuatro Caminos y Four Winds Society, y atiende como terapeuta Integral en su consulta privada.

×

×
Producido por SebastianMultimedia.com