Tiempo Sagrado - Los Cuatro Caminos

Tiempo Sagrado

lynn-berryhill
Los Cuatro Pilares de la Rueda Medicinal Maestra ®
10/08/2016
post
Suelta tu Historia y Escoge tu Destino
21/04/2017
tiempo

En Occidente se nos ha enseñado que el tiempo fluye en una sola dirección; que el futuro está siempre por delante de nosotros y que el pasado está siempre detrás de nosotros. Además hemos aprendido que su principio de funcionamiento es la causalidad, o causa y efecto, en la que el pasado siempre se derrama para informar al presente.

En cambio, la concepción indígena del tiempo está más atenta a los ciclos de la naturaleza y entiende que el tiempo no sólo avanza como una flecha sino que también gira como una rueda. Por ejemplo, se repiten las estaciones del año, se alternan la noche y el día, y la exhalación sucede a la inhalación. Una y otra vez giran los ciclos, pero sin volver al punto exacto de partida, ya que se observa una evolución. De un verano para otro el niño está más alto, el adulto tiene más arrugas, y han pasado muchas cosas dentro de una comunidad. Por lo tanto, esta percepción del tiempo es más parecido a un espiral.

Para un chamán de elevado entendimiento, este tiempo espiral no solo avanza hacia arriba o abajo como un resorte sino que se enrolla sobre sí mismo muchas veces haciendo que un evento futuro o pasado se intersecte con el momento presente. Así, la causalidad deja de ser el único principio operante en la realidad temporal y se da cabida a la sincronía, es decir, a la coincidencia de sucesos.

El chamán, por lo tanto, entiende que un encuentro fortuito entre personas puede estar tanto o más informado por una relación futura que por una causa pasada. O por ejemplo, si uno pierde el tren no es solo la culpa de la alarma que no sonó en la mañana o del denso tráfico de la ciudad sino que puede haber una razón futura importante de por qué uno debía subirse a otro tren más tarde.

El chamán que opera con esta noción de tiempo es consciente del gran telar que es la vida, y a su vez del hilo con que se teje, y del Gran Tejedor o Tejedora que lo teje. Por esto él o ella está mucho más interesado en el propósito y significado de un evento que en su causa.

Por Marcela Lobos

×

×
Producido por SebastianMultimedia.com